Mezcladores  Hay 4 productos.

Mostrando 1 - 4 de 4 items
Mostrando 1 - 4 de 4 items
Mezcladores

¿Quieres saber más sobre la tienda de mezcladores?

Otra herramienta que ha ido ganando espacio en el mundo de la construcción, son los mezcladores eléctricos, los cuales te facilitan la labor de incorporar compuestos autonivelantes o materiales cementosos de forma óptima. Ya que son muy fáciles de usar, en nuestra tienda online vas a conseguir un modelo que se ajuste sin problemas a tus exigencias de mezclado.

Cómo y para qué ha sido diseñado

Esta herramienta eléctrica destaca por tener un diseño único, totalmente portátil, confiable y con la potencia necesaria para mezclar de forma adecuada los materiales de construcción que necesitas preparar. Generalmente tienen una forma de H o manubrio tipo videojuego con motor central; también tipo cubo con ruedas que disponen de un motor superior.

Dado que esta herramienta tiene un uso específico, entre sus funciones podemos destacar las siguientes:

  • Puede ser utilizada de forma manual o mediante una base portátil de mezclado.
  • Los cabezales o paletas helicoidales remueven la mezcla de abajo hacia arriba, lo que  disminuye la inyección de aire dentro de los componentes.
  • Posee un arranque suave y con velocidad variable que evita las salpicaduras y un mejor control del aparato.
  • Sus engranajes exclusivos le otorgan al motor bastante torque, lo que genera una potencia que puede mezclar desde un galón a 290 libras de compuestos.
  • Los electrónicos internos del mezclador, como interruptores, están protegidos contra cualquier salpicadura o entrada de polvo.

En este sentido, en nuestra tienda online te aseguramos que estas herramientas eléctricas sirven para mezclar eficaz y rápidamente materiales de construcción como adhesivos de suelo, concreto, lechada, mortero, pintura, resina, revestimientos, entre otros.

Asimismo, sus características son el resultado de un diseño profesional que está sustentando por componentes principales, entre los que podemos mencionar:

  • Marco de metal y asas más grandes que otorgan una agarre balanceado para un manejo confortable.
  • Configuración estilo H del mango para usarlo con 2 manos y que protegen el motor de algún daño.
  • Cuenta con un cable de alimentación especial para trabajos pesados de construcción y funcionamiento continuo.
  • Interruptor progresivo que te permite controlar la velocidad en cada etapa del mezclado.
  • Contiene un pulsador de seguridad que evita que acciones el gatillo de forma accidental cuando lo operas.
  • Rosca de acoplamiento para varillas intercambiables que usan una conexión M14.
  • Diseño ergonómico con empuñadura doble que permite un mejor agarre y mayor control.
  • Carcasa de fibra de vidrio que es ligera, resistente y reforzada.

Tipos de cabezales

Dependiendo del proyecto que piensas emprender, estas herramientas eléctricas hacen uso de una variedad de paletas que te permitirán utilizarlas de forma más eficiente. Entre ellas, destacamos las siguientes:

  • Cabezal E. Éste ha sido diseñado para mezclar resinas tipo epoxi. Tiene una doble hélice que amasa los componentes.
  • Cabezal L. Éste es especial para pinturas y materiales de muy baja densidad. Tiene una forma cónica que empuja el compuesto hacia abajo, creando un remolino homogéneo y sin burbujas.
  • Cabezal M. Su función es la de mezclar toda clase de mortero con base cementosa. Tiene una forma helicoidal que produce succión, moviendo los elementos de abajo hacia arriba.
  • Cabezal ML. Es una paleta de uso universal que sirve para integrar mortero o pinturas en cantidades precisas.
  • Cabezal P. Indicado específicamente para mezclar yeso. Cuenta con un acabado bicromatado que evita que se oxide y que por ende contamine la mezcla.

Consideraciones importantes

En Bricum queremos que tengas las mejores herramientas eléctricas a tu disposición y que tomes en cuenta ciertos aspectos a la hora de escoger tu mezclador ideal. Por ello te recordamos que su elección debe estar sujeta al tipo de material con el que habitualmente trabajas, la cantidad que sueles emplear y los cabezales o paletas requeridos para cada ocasión.

En caso de que no seas profesional, te aconsejamos que sigas al pie de la letra las instrucciones de mezcla dadas por el fabricante para materiales tipo mortero o cualquier adhesivo cementoso. Asimismo, debes tener un recipiente que se adapte a la cantidad de agua y al tipo de compuestos que piensas utilizar, ya que éstos tienen sus propias características químicas.